La revista de DMG MORI para clientes y personas interesadas

DMG MORI SYSTEMS – Historia de cliente

Solicitar
oferta

ZAHORANSKY AG

“Gracias a la nueva célula de fabricación compuesta de tres centros de mecanizado en 5 ejes con espacio para 580 herramientas y 112 palés, ahora somos capaces de producir más de 4.000 piezas diferentes de forma altamente flexible y completamente automática.”

Célula de fabricación flexible con dos DMU 60 eVo, una DMU 70 eVo, un robot en el 7º eje y CAD / CAM acoplado así como un ordenador central para controlar las máquinas y la necesidad de herramientas y priorizar las ordenes de fabricación.

Desde principios del siglo XX ZAHORANSKY AG se considera como pionero en la producción automatizada de cepillos. En la sede central del grupo empresarial en Todtnau-Geschwend alrededor de 300 empleados se dedican al desarrollo y la fabricación de máquinas especiales para producir cepillos torneados, cepillos domésticos, cepillos técnicos y cepillos de dientes con su embalaje correspondiente. Pequeños tamaños de lote y la fabricación de piezas individuales figuran en el orden del día. “Ello requiere ya en el mecanizado por arranque de viruta un alto grado de flexibilidad”, explica Lothar Wagner, Jefe de Producción ZAHORANSKY AG. Este grado de flexibilidad no se llegó a alcanzar hasta el año 2015 cuando se instaló una célula de fabricación de DMG MORI Systems. En este proyecto “llave en mano” los expertos en automatización de DMG MORI han interconectado tres centros de mecanizado de 5 ejes – dos DMU 60 eVo recientemente instaladas y una DMU 70 eVo del año 2007 – a través de un robot. “Prácticamente todo ello se llevó a cabo mientras que las máquinas seguían funcionando”, se recuerda Lothar Wagner, “incluso durante la fase de instalación nos fue posible continuar la fabricación en estas máquinas.” Para ZAHORANSKY la automatización es una solución muy individual con requisitos muy exigentes en lo respecta a la flexibilidad a la hora de fabricar las piezas. La gama de productos abarca hasta ahora más de 4.000 piezas de aluminio y de acero hasta incluso de acero fino en diferentes tamaños. Por ello se necesita tanto un alto número de herramientas como de espacios para palés. Además de las 120 ó 210 posiciones para herramientas en las máquinas, la célula robótica dispone también de un espacio para 130 herramientas más que se pueden integrar de manera completamente automática en cualquiera de las máquinas. La misma flexibilidad se muestra en caso de los palés, explica Lothar Wagner: “DMG MORI Systems ha preparado 112 espacios en estanterías.” Con sólo seis dispositivos de sujeción estandarizados es posible cubrir toda la gama de piezas. “También en este caso, se pueden integrar todos los palés en cualquiera de los centros de mecanizado.” Gracias a las seis estaciones de carga se reducen al mínimo los tiempos de parada durante el equipamiento. “Ahora disponemos de bastante espacio para que los operarios puedan controlar y cargar la máquina sin tiempos de espera.” ZAHORANSKY trabaja en dos turnos. Sin embargo, la célula de fabricación está equipada de tal forma que puede funcionar de manera autónoma, tanto durante la noche como durante el fin de semana. El Jefe de Producción afirma: “Nuestro objetivo es alcanzar las 6.000 horas de funcionamiento por año.

ZAHORANSKY AG
Anton-Zahoransky-Strasse 1
D-79674 Todtnau
info@zahoransky.com
www.zahoransky.com